Review de auriculares Audeze LCD - XC

Las reviews realizadas por apasionados del sonido o por periodistas especializados son, sin duda, una de las guías más importantes para los audiófilos, a la hora de baremar la satisfacción con un dispositivo HiFi. Aunque desde Sound&Pixel Planet siempre insistimos en que la prueba definitiva es testarlo personalmente, para lo que resultan imprescindibles nuestros minoristas especializados, consideramos las reviews una fuente valiosa de información.

Por eso hoy os traemos una review de los auriculares cerrados de la LCD Collection de Audeze: los LCD XC. Las pruebas han sido realizadas por el diseñador e ingeniero sonoro Alex Gámez en Störung Studio, del que es director, usando la unidad Antelope Pure 2, conectando varias fuentes sonoras tanto digitales como analógicas en sus entradas y los auriculares Audeze LCD-XC en su amplificador de auriculares.

“La presentación del producto es inmejorable, incluye todos los accesorios de cableado y adaptadores necesarios para el uso diario y una caja rígida de transporte que asegura la integridad del contenido al trasladarlos. La construcción de sus piezas es muy sólida y compacta, evitando que se generen ruidos indeseados por el movimiento de éstas durante la escucha (problema muy común en muchos auriculares cerrados). El peso de los Audeze LCD-XC es notable pero aún así, probablemente, sean los auriculares cerrados más cómodos con los que nunca haya trabajado. (las escuchas máximas continuas realizadas han sido de 75 minutos). 

Sónicamente ofrecen una nitidez e imagen estéreo difíciles de igualar, con excelentes transitorios. Graves muy definidos incluso en bajas frecuencias y nada exagerados (otro problema común en muchos auriculares cerrados). En la banda de medios se distinguen las frecuencias con detalle. Proveen unos agudos bastante suaves con ligera coloración pero sin llegar a fatigar tras largos periodos de escucha. Como resultado recomiendo el uso de Audeze LCD-XC como una magnífica herramienta para aplicaciones en estudios serios de postproducción donde se requiere una excelente interpretación de la señal de audio, o bien para un control room correctamente separado del live room que necesite muy buena calidad de monitoraje y, por supuesto, en escuchas de alta fidelidad donde el ruido de los auriculares deba ser inexistente.”

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu dirección e-mail

Y no te pierdas ninguna novedad