Proteger la vista con productos de calidad

Las imágenes que vemos en las distintas pantallas, ya sea un televisor, un ordenador o en cualquier otro dispositivo se forman por la sucesión continua de imágenes.  Para que el ojo pueda percibir la sensación de movimiento y continuidad es necesario que las imágenes que aparezcan sean de un mínimo de entre 25-30 imágenes o frames por segundo. En la actualidad películas como Billy Lynn  se reproducen a 60 frames por segundo.

Cuando la frecuencia de actualización de la imagen es baja se produce el llamado “flicker”' o sensación de temblor de la pantalla, lo cual provoca fatiga visual. Esto sucedía en los antiguos televisores de tubo. Pero ha cambiado y ahora los dispositivos modernos incorporan mecanismos que disminuyen el efecto de temblor.  

Visualizar imágenes en pantallas no tiene riesgos graves para la visión, pero la excesiva exposición o el uso de pantallas en condiciones que no son óptimas para la vista puede conllevar a problemas más graves como el cansancio ocular.

Por ello el primer paso para cuidar nuestra salud visual es la distancia de recomendación respecto a nuestra pantalla o a una pantalla de cine. Desde la Society of Motion Picture and Television Engineers (SMPTE) recomiendan que la distancia mínima sea el doble del ancho de la pantalla y la máxima no sea más de cinco veces el doble del ancho de la pantalla. A pesar de ello en la distancia mínima si nuestra pantalla no tiene suficiente resolución o nuestro proyector no emite con suficiente calidad, nuestra visión podrá apreciar cada punto y veremos una imagen a baja resolución. Igualmente sucede en el cine, los proyectores en su mayoría no tienen la suficiente fuerza y calidad para emitir las imágenes y las vemos difuminadas o podemos apreciar los puntos.

distancias

El segundo paso es centrarnos en la calidad de los dispositivos que van a emitir la imagen. Las nuevas definiciones en las pantallas tienen un mayor número de píxeles por pulgada, llegando a la máxima definición, 4K, con alrededor de 4.000 píxeles de resolución horizontal. Esto hace que podamos ver las imágenes más de cerca sin que notemos cada punto. Esta misma función la realizan proyectores como los de BenQ  capaces de reproducir en 4K con una calidad de vídeo HDR optimizado para proyectores y qué mejor que si vamos a proyectar una imagen de las más altas prestaciones que le demos un soporte acorde a ella como en las telas para pantallas de proyección del fabricante europeo Kauber, totalmente personalizables y adaptadas a las necesidades de cada persona y espacio.

benq

La iluminación y los colores son otro aspecto a tener en cuenta, y dependiendo de la tecnología que utilicemos tendremos una calidad u otra en nuestra pantalla. El proyector W8000 de BenQ posee una rueda de color RGBRGB que proyectará cada color de una forma precisa y bien definida. Podremos ver colores brillantes y que resaltan, acercándose fielmente a la realidad gracias a su tecnología DLP.

DLP

La vista es un sentido de lo más preciado, es más, es el primer sentido que utilizamos para orientarnos en el mundo y por ello la necesidad imperiosa de cuidarla y mantenerla. El problema no depende tanto del tiempo que estemos frente a una pantalla, que también, como de la calidad de la pantalla y de las imágenes que percibamos.

La sobreexposición a pantallas es un problema que cada vez se hace más complicado de evitar, por ello la mejor manera de atajarlo es tener equipos que garanticen la buena calidad y en Sound & Pixel los tenemos todos para que solo te preocupes de ver con claridad lo que realmente importa.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu dirección e-mail

Y no te pierdas ninguna novedad