PLANTAS: PARA CRECER, BUENAS VIBRACIONES

Los amantes de las plantas y de la música estamos de suerte, y es que no solo el agua y el abono ayudan a nuestras plantas a crecer fuertes y sanas. Estudios realizados con estos seres vivos confirman que las plantas reaccionan ante la música, pero no ante cualquier género.

Claramente, la música no les afecta como afecta a los seres humanos ya que para las plantas el poder de la música reside en las vibraciones. Dichas vibraciones estimulan el crecimiento del vegetal. Aunque no todos los estilos musicales son aconsejables si lo que queremos es dar un pequeño empujón a nuestro jardín particular.

Uno de los experimentos más conocidos es el de la doctora Dorothy Retallack que estudió el crecimiento de las plantas exponiéndolas a diferentes tipos de música y tiempos de escucha. Para su primer experimento basado en los tiempos de escucha utilizó tres grupos: un grupo de plantas sin exposición musical, otro expuesto durante 3 horas al día y un último expuesto durante 8 horas al día. Las plantas expuestas durante 8 horas al día murieron a las dos semanas, las expuestas durante 3h crecieron frondosas y las plantas que no habían sido expuestas a la música tuvieron un crecimiento más lento. Pero, ¿cómo “escuchan” la música? Las plantas captan vibraciones a través del aire.

oberon 7

En su segundo experimento basado en el tipo de música, utilizó géneros musicales como el rock y la música clásica. Las plantas a las que había expuesto a la música rockera crecieron débiles y con menos raíces, mientras que las que expuso a la música clásica crecieron fuertes y sanas. Si los sonidos no son armónicos, son atronales o estridentes las plantas reaccionan muy mal y acaban muriendo, sin embargo, si la música es relajante y melódica las plantas tienden a crecer más fuertes y sanas. Por eso la calidad del audio es tan importante ya que la sensibilidad de los vegetales es muy alta. Altavoces portátiles de las marcas Cambridge Audio o Dali Speakers cumplirán a la perfección con esta función.

Existen además otros ejemplos de cómo la música favorece el crecimiento y maduración de las plantas e incluso de los frutos de las mismas. Dichos ejemplos se sitúan en viñedos de Sudáfrica e Italia, respectivamente, donde los viticultores tratan a sus viñedos además de con agua y mucho cariño con buenas sesiones de música clásica. Lo que ha favorecido la mejora de las vides y un vino mucho más sabroso. Este efecto es conocido entre las plantas como “efecto Mozart”

Pero, ¿a qué se debe este extraño comportamiento en las plantas?

Para estos seres vivos el agua es su principal fuente de crecimiento y la única forma de saber dónde se encuentra es a través de las vibraciones que produce. Por ello, han desarrollado el instinto de reconocer las vibraciones que les indica la proximidad de agua. 

 

Música clásica, muchos mimos y cuidados y por supuesto, equipos que reproduzcan audio de calidad. Los ingredientes indispensables para presumir de tu pequeño rincón de vida.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu dirección e-mail

Y no te pierdas ninguna novedad