Hablando en plata sobre el MQA: qué es, qué no es y para qué sirve

Si estás interesado en el MQA, ponemos en claro las cuestiones que más preocupan y confunden a los audiófilos para que puedas decidir si es una tecnología afín a tu forma de disfrutar de la música, o no es tu tipo.

¿Qué es el MQA?

MQA son las siglas de Master Quality Autenticated (Calidad Máster Autentificada, en español). Una tecnología de codificación de audio que logra archivos de pequeño tamaño – hasta una décima parte de los Hi-Res convencionales – y pueden reproducirse alcanzando calidad HD. 

También cuenta con una fingerprint que garantiza que en todas las fases de procesado, desde la grabación hasta la reproducción, se ha utilizado la tecnología MQA para preservar su potencial de calidad HD a la hora de reproducirlo. 

El MQA no se trata exclusivamente de “un tipo de archivo” sino de toda la tecnología necesaria para crearlos y reproducirlos logrando un tamaño pequeño y una reproducción potencial de alta calidad.

 

¿MQA es un archivo con pérdida o sin pérdida?

MQA es un sistema de codificación comprimida con pérdida. ¡Alto! ¿Cómo consigue entonces un sonido Hi-Res? Porque cuando se reproduce en equipos compatibles con MQA comparten estrictos protocolos de interpretación que logran devolverle la calidad del archivo que se codificó inicialmente.

Por lo tanto, su enfoque es más parecido al de la tecnología aptX para envíos Bluetooth con calidad CD, que a la de los infames archivos MP3.

 

¿Necesito un dispositivo MQA para reproducir este tipo de archivos?

No, pero no conseguirás la misma calidad que con un equipo certificado MQA.

Los archivos MQA pueden reproducirse en cualquier dispositivo que soporte FLAC. De hecho, muchos reproductores sin compatibilidad específica con MQA muestran como tal estos archivos al reproducirlos.

Sin embargo, la calidad obtenida en este tipo de reproducción, aunque es “incluso mayor a la calidad CD” según los creadores del MQA que lo verifican con unos datos de salida de 88.2kHz o 96kHz, no muestra todo el potencial del MQA que debe valerse de esta tecnología también en la reproducción para lograr una auténtica reproducción HD.

Algunos de los dispositivos que ya integran esta tecnología son: Dali SoundHub con la expansión BluOs, M2Tech Young MKIII y varios dispositivos MOON Simaudio, uno de los primeros partners de esta tecnología lanzada en 2014.

 

¿Por qué MQA suena mejor en unos dispositivos que en otros?

Debido a la teoría tras esta tecnología, que sus creadores llaman Music Origami (Origami musical, en español). Te explicamos cómo funciona en este gráfico:

Por lo tanto, si no tienes un reproductor MQA perderás parte de la resolución potencial del archivo, y este sonará peor que en uno compatible.

 

¿Para qué sirve el MQA?

Esta tecnología permite agilizar la transmisión de archivos mediante red doméstica e internet, preservando una alta calidad a la hora de reproducirlos en un equipo compatible. Por lo tanto, es una gran solución para quienes quieren disfrutar de un streaming fluido sin renunciar a la calidad. Tanto es así que TIDAL, el servicio de streaming Hi-Res, tiene parte de su biblioteca disponible con esta tecnología para sus usuarios.

 

Cuándo la luz MQA se enciende, ¿significa que estoy escuchando la música en su mayor calidad posible?

No. Significa que el archivo que se está reproduciendo ha cumplido los protocolos de la tecnología MQA desde su grabación hasta su reproducción. 

Piensa que, si un músico te ofrece una copia Studio Master de su grabación en máxima calidad y tú la reproduces en tu dispositivo compatible con MQA, este piloto no se encendería y, aún así, estarías disfrutando de un sonido con la mayor resolución.

 

¿Vale la pena comprar un equipo MQA?

Como siempre ocurre con la HiFi, depende del usuario. 

Los equipos MQA tienen sentido para quienes van a utilizar de forma recurrente esta tecnología. Principalmente, para quienes emplean el streaming, no renuncian a la Alta Resolución y cuentan con redes domésticas lentas o que no desean saturar con la transmisión continuar de archivos de gran tamaño.

Sin embargo, quienes no vayan a utilizar la transmisión en streaming ni cuenten con una biblioteca, o fuente, de archivos MQA, no van a necesitar esta característica.

 

¿Qué necesito para tener un equipo de sonido compatible con MQA?

Como base, electrónica compatible con MQA. 

Con un “MQA Core Decoder“ (Decodificador básico MQA) se alcanza una resolución de entre 88.2kHz or 96kHz, equivalente al nivel de acceso 1 del esquema Music Origami. Un ejemplo de ello sería el Dali SoundHub con la BluOS expansión de Bluesound, partner oficial MQA. Una calidad idónea para la transmisión inalámbrica a las cajas DALI Callisto.

Si se opta por un “MQA Renderer” (Renderizador MQA), será posible alcanzar el nivel de acceso dos y tres del esquema Music Origami alcanzando altas calidades. Sin embargo, no será posible autentificar mediante finger-print que el archivo MQA ha seguido este proceso durante toda su codificación.

Por último, están los “MQA Full Decoder” (Decodificadores completos MQA), que ofrecen la mayor calidad de sonido posible y autentifican que el archivo que se reproduce ha sido creado respetando los protocolos de esta tecnología en todos sus pasos para poder reproducirse en auténtica Hi-Res.

 

¿Qué dispositivos son compatibles con MQA?

El catálogo Sound&Pixel Planet cuenta con varios dispositivos compatibles con MQA:

▪  M2Tech Young MKIII

▪  MOON ACE

▪  MOON280D

▪  MOON 390

▪  MOON 780D

▪  DALI SoundHub con Expansión BluOS

Además, también es importante reproducirlo mediante unas cajas acústicas o unos auriculares que estén a la altura de la música Hi-Res para no perder su resolución en el último eslabón de la cadena. En varios videos de muestra, los propios creadores del MQA optaron por utilizar auriculares AUDEZE. Por otra parte, cajas Dali Speakers o Phonar suponen un gran último eslabón para reproducir toda la resolución MQA.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu dirección e-mail

Y no te pierdas ninguna novedad