Experiencia vinilo 3: Cuidado de los discos de vinilo

Ya tienes montado tu equipo de sonido para disfrutar de los discos de vinilo y ahora, todo lo que queda, es ampliar tu colección de LPs. Sin embargo, todo el encanto de la música en sorporte analógico trae consigo la necesidad de cuidar esos soportes para poder disfrutarlos durante toda la vida.

Conservar tu colección de discos de vinilo en óptimas condiciones no es difícil, pero sí requiere de una atención especial para no tener que lamentar bajas. Sigue estos consejos y tus vinilos te acompañarán toda la vida con todo el detalle de sus ondas de sonido intacto.

1- No toques las caras de los LP - a tener especial cuidado en fiestas y reuniones donde acabemos más animados que cuidadosos. Las caras contienen los surcos donde se encuentra la información musical, y plantarles encima un “dedazo” supone traspasarles la grasa corporal que se encuentra en las yemas de los dedos y cualquier otra sustancia que puedan tener en ese momento. Para manipularlos, hazlo siempre cogiéndolos por los bordes.

2 - Es importante manipular los vinilos por los cantos con cuidado pero con firmeza, por ejemplo al dar la vuelta de cara sin parar el giro del plato.

3 - Limpia siempre los vinilos antes de usarlos por primera vez, utilizando productos adecuados.   Tanto los vinilos de segunda mano (obvio por su procedencia) y los nuevos, cuentan muchas veces con residuos de la maquinaria y elementos de fabricación como fibras de papel o plástico de las fundas. Se deberían de limpiar antes de ser usados en nuestro querido sistema Hi-Fi.

 Hay gamuzas de microfibra, líquidos varios y cepillos de fibras de carbono  para dar un repaso a los surcos si queremos hacerlo de forma manual. Sin embargo, quienes buscan la excelencia en este campo o cuentan con una gran colección se verán muy beneficiados con una máquina especializada para ese cometido: la Music Hall WCS-2. Utilizada junto con el líquido de limpieza recomendado dejará los vinilos prácticamente como nuevos. 

No podemos olvidar que el paso del tiempo y si el vinilo en cuestión no se ha cuidado provoca que algunas micro-partículas se queden fijas en las paredes de los surcos, esto se puede evitar con un buen mantenimiento desde una buena limpieza al estrenar un vinilo.

4 - Una vez acabado el proceso de limpieza se debe descartar la funda de protección original y usar alguna nueva anti-estática para ese cometido (hay varias en el mercado con precios y calidad variados). Lo ideal es guardar el vinilo en la nueva funda, añadiéndole una superficie firme que le de rigidez.

5 - Ayuda muchísimo incorporar una buena alfombrilla en el platter principal donde descansan los vinilos. Así se mejora la lectura al controlar la estática de algunos platos y aumenta el aislamiento del platter del entorno. Un ejemplo a tener en cuenta es la Music Hall Cork Matt.

6 - Para mantener los vinilos planos, sin ondulaciones que produzcan errores de lectura, es fundamental almacenarlos de forma vertical, lejos de fuentes de calor y en sitios frescos y sin luz directa del sol. Incluso ediciones de gran densidad (180 grs o más) se pueden ver afectadas por alta temperatura o luz del Sol directa. También existen soluciones de mobiliario personalizable como Unnu.

7 - Mantener el entorno donde disfrutamos de nuestra música favorita libre de polvo y humo también ayudará al mantenimiento de nuestra discoteca en buenas condiciones de salud. El humo como el del tabaco, inciensos o chimeneas puede hacer que floten en el ambiente pequeñas partículas que podrían acabar en los surcos.

8 - Tapa siempre tu plato con el guardapolvo, para que cuando coloques en él los vinilos no puedan ensuciarse con partículas de polvo. En caso de que se te haya olvidado, límpialo antes de utilizarlo con una gamuza adecuada.

Siguiendo estos consejos, mantendrás en perfectas condiciones tu colección de vinilos, y podrás disfrutar de ellos siempre que quieras.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu dirección e-mail

Y no te pierdas ninguna novedad