ALGUNOS CONSEJOS PARA CUIDAR DE TU COLECCIÓN DE VINILOS

Como todos sabemos, el disco de vinilo ha regresado en los últimos años. Las ventas continúan en aumento y vemos que el streaming está influyendo en esas ventas. Por ello, si eres nuevo coleccionando videojuegos o un experto en vinilos, aquí te ofrecemos algunos consejos para mantener tus vinilos durante mucho tiempo.

 Almacena tus discos

Cuando no los estés usando, ¿dónde van a estar tus vinilos? y ¿cuál es la mejor forma de almacenarlos? Lo ideal es que los tengas en un lugar limpio y seco, evitando las temperaturas extremas y la humedad (ni en el baño, ni en la sauna si es lo que estás pensando). Con ello evitarás tener que envolver el vinilo, que es lo que se hace cuando el disco está perdiendo su forma. La pérdida de forma provocará que no se pueda reproducir, por ello, la prevención es la mejor cura. Consérvalos fuera de la luz solar directa y de las altas temperaturas.

Otra forma con la que los vinilos pueden deformarse es apilándolos, por ello NUNCA los apiles horizontalmente. Comparado con otros formatos el vinilo es bastante pesado, por lo que el peso y la presión podrán deformarlos con el tiempo. Colocarlos verticalmente es la mejor opción. En el tema del peso, lo mejor es asegurarse de que están sujetos por una superficie robusta. Un vinilo de 12” puede pesar entre 140 y 220 gramos, por lo que tenlo en cuenta a medida que crezca tu colección. Hay multitud de unidades especiales y bastidores de almacenamiento que podrás conseguir para tus vinilos.

colección vinilos

Manejo de los vinilos

Por favor, ¡cuida tus vinilos! Manipúlalos siempre por los bordes. 

Tal y como es un sacrilegio tocar la zona de datos del CD lo es en el vinilo. Cuando tocas la superficie puedes transferir aceites de tu piel a los surcos del vinilo en los cuales el polvo puede rayar y afectar a la calidad del sonido. También puedes correr el riesgo de golpear los surcos con tus uñas.

¿Qué material utilizo para protegerlo?

Que el vinilo se mueva en su caja es un error. Por ello hay diferentes tipos de materiales para la funda que lo protege:

-Papel: la opción más básica y barata es usar fundas de papel que están normalmente incluidas con el vinilo cuando lo compras por primera vez. Sin embargo, estas hojas pueden arañar el disco a medida que el vinilo sale y entra en su funda, así como crear polvo del papel.

Además, con las fundas de papel los vinilos se pueden deteriorar mucho más fácil y mucho más rápido. Coleccionistas apasionados pueden notar que algunas de estas fundas vienen con fechas de cierre, logos de la compañía de discos y otras interesantes peculiaridades, así es que revíselas antes de tirarlas. No recomendamos las fundas de papel por encima de cualquier otro tipo de material, pero sabemos que es mejor usar esta que no proteger con nada.

-Poly (o polipropileno): estas fundas perduran más en el tiempo más que las de papel, previamente mencionadas, pero son más caras. Si estás realmente interesado en conservar los vinilos necesitarás invertir en este material que elimina los problemas de polvo y arañazos cuando sacas y metes el vinilo en la funda. Utilizando una funda de polipropileno es mucho más fácil, también, sacarlo y meterlo en la funda del álbum.

-Papel con revestimiento de polipropileno: Como probablemente habrás adivinado, es una mezcla de los materiales anteriores. La capa exterior de papel hace la funda mucho más rígida mientras la capa de polipropileno, en el interior, la hace deslizarse mucho más suavemente con menos riesgo de arañazos y de acumular polvo.

Hay montones de investigaciones sobre los materiales, aunque descubrirás que, por lo general, se trata de una preferencia personal. Prueba algunos para ver cuál es el que mejor va contigo.

Limpia tus discos

Las horas de búsqueda en google pueden estar aquí solucionadas y podrás encontrar algunas extrañas y maravillosas sugerencias (si eres lo suficientemente valiente como para probar el jabón de la vajilla o la pasta de dientes, te saludamos). Empecemos con unos simples consejos:

-Limpieza en seco: usa un cepillo de fibra de carbono para limpiar el vinilo antes y después de cada reproducción. Cepíllalo ligeramente hacia los bordes y esto ayudará a prevenir el crecimiento de polvo y suciedad. Las hebras de carbono (en la superficie exterior del limpiador) reducen la electricidad estática en el vinilo (que atrae polvo) y la parte interna (generalmente un material de tela), recoge, después, el polvo con una segunda toallita tras haber sido reducida la electricidad estática. Recuerda limpiarlos y cepillarlos regularmente, conviértelo en una práctica regular en tus sesiones de escucha.

-Limpieza en mojado: muy recomendada cuando quieres dar a tus discos una limpieza profunda. Utilizar una mezcla de producto de limpieza y agua (¡destilada, no del grifo!) funciona bien. Moja un paño de micro-fibra y limpia el vinilo después, sécalo con otro paño distinto de micro-fibra también.

-Máquinas de limpieza: Si tienes una gran colección de vinilos, limpiarlos a mano uno a uno puede llevar un gran esfuerzo. Hay aspiradoras que automáticamente los limpian. Hay, también, limpiadores de centrifugado que limpian el disco a medida que giran los cepillos. Aunque son efectivos, pueden ser costosos.

-Pegamento para madera: Sí, has leído bien, usar pegamento para madera es un secreto ancestral para el vinilo. Cómo su química es muy similar al material del disco, no se pegará a él pero se pegará a todo lo demás recogiéndolo. ¿Cómo hacerlo? fácil, esparce el pegamento, deja que se seque y retíralo. Intenta este método con un vinilo viejo antes de hacerlo con toda la colección.

¿Cuál es la mejor forma de organizar mis vinilos?

Es algo de preferencia muy personal, aunque podrías visualizar este vídeo

 

Si continúas buscando encontrarás gran variedad de opiniones en el cuidado de los vinilos. Prueba diferentes métodos y decide cuál es el mejor para ti. 

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu dirección e-mail

Y no te pierdas ninguna novedad