¿Te has montado un equipo con más resolución de la que estás viendo?

La tecnología avanza y el 4K ya es un estándar habitual, pero si no tienes en cuenta el tamaño de la pantalla y la distancia de visionado, a lo mejor estás teniendo una experiencia de 720p. 

El 4K equivale a una imagen de 2160 líneas horizontales de barrido progresivo, y es el último estándar de implantación habitual en los hogares donde se disfruta de los contenidos audiovisuales. Su resolución en píxeles es de 3840 x 2160, o lo que es lo mismo: más de 8 millones de píxeles. Quizás ya cuentes con un equipo Home Theater 4K, pero ¿lo estás haciendo realmente?

No basta con instalar un equipo capaz de reproducir 4K para disfrutarlo realmente. Hay dos variables más que influyen en cómo se vive la experiencia: el tamaño de la pantalla y la distancia de visionado

El tamaño es importante porque hay pantallas en las que el 4K sencillamente no cabe. La pantalla del iPhone 8 Plus es de 5,5” y tiene una resolución de 1.920 x 1.080, por lo que es imposible que muestre una imagen 4K de 3840 x 2160 que requiere el doble de píxeles. Las pantallas de cine o televisión en los hogares son mucho más grandes, pero cuanto más te alejas de ellas más baja tu capacidad de percibir los detalles que muestran. Hasta la pantalla más grande del mundo, a distancia suficiente, adquiere para el observador el tamaño de una pantalla de teléfono móvil.

Y es aquí donde entra la segunda variable: la distancia de visionado. Imagina una pantalla de cine de un considerable tamaño de 131” sobre la que se está proyectando 4K con el equipo más puntero disponible. Si tiene formato 16:9, la superficie de proyección es de 2,90 x 1,6 metros.

Si te alejas de ella 5 metros, verás el 4K como si fuera 1080p, si lo haces 8 metros, estarías viendo detalles equivalentes a los de la calidad 720p. Y si te alejas 12 metros no serías capaz de distinguir la diferencia de calidad entre 480p y 4K o cualquier otra resolución. Por ello, es importante saber a qué distancia está recomendado situarse para disfrutar de las distintas resoluciones, dependiendo del tamaño de la pantalla.

En este gráfico se muestra la distancia de visionado ideal para cada tamaño de pantalla y resolución de vídeo:

La línea representa el “sweet spot” de cada resolución, y el sombreado del color de la línea la zona en la que se aprecian ya las mejoras que supone esa resolución sobre la inmediatamente inferior.

Las medidas representadas en este gráfico han sido obtenidas por Carlton Bale y se basan en la agudeza visual humana. El ojo humano con visión “normal” (20/20) puede detectar e interpretar detales tan pequeños como 1/60º. La líneas de la tabla representan el punto de distancia que, si se supera, supone la posible pérdida de detalles en la imagen porque los píxeles comienzan a percibirse fusionados. También puedes descargar un excel que incluye todas las medidas, creado por Carlton Bale, en su página web.

A continuación, y basándonos en esta tabla, te ofrecemos las distancias máximas a las que se puede disfrutar del detalle de cada resolución según el tamaño de la pantalla de cine (si tienes un televisor, encontrarás la distancia ideal a la que colocarte del tuyo en este post)

Las distancias inferiores al punto óptimo también permiten disfrutar de todos los detalles de la resolución deseada, aunque debido al gran tamaño de la pantalla  pueden suponer la incapacidad de ver la pantalla al completo. De hecho, la Society of Motion Picture and Television Engineers (SMPTE) recomienda que la distancia mínima del espectador respecto a la pantalla sea del doble del ancho de la misma, lo que en ocasiones deja fuera de rango el sweetspot de algunas resoluciones.

Es por esta razón por la que siempre recomendamos, especialmente a los usuarios que van a montarse una sala de cine en su nueva casa, que lo tengan en cuenta en el momento de la construcción y la decoración, consultándolo con un técnico o instalador profesional y eligiendo los equipos. De lo contrario, suele complicarse la instalación.

Sin embargo, en Sound&Pixel Planet contamos con soluciones para quienes quieren un Home Theater potente pero tienen problemas de espacio. La gama Phantom S de DALI son unos altavoces imponentes que caben dentro de una pared estándar, las pantallas desplegables Red Label de Kauber tienen un chasis diseñado para que se expandan sobre una pantalla plana colgada de la pared permitiendo a ambos soportes convivir en armonía o los altavoces empotrables Cambridge Audio Minx C46 caben en el hueco estándar de luz halógena. Consulta con nuestras tiendas especializadas para que te asesores sobre las opciones disponibles para tu sala y móntatelo de cine.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu dirección e-mail

Y no te pierdas ninguna novedad