¿Son malos los auriculares para los niños?

La infancia es una época de desarrollo, a nivel mental pero también físico, y ambas facetas afectan a la audición. No solo es necesario desarrollar unas buenas prácticas auditivas, sino también cuidar los órganos del oído para no sufrir daños permanentes. 

Algo especialmente importante en verano, cuando por motivos de viajes y vacaciones los niños utilizan con frecuencia auriculares. El uso irresponsable de estos puede ocasionar problemas si no se utilizan siguiendo las medidas de seguridad recomendadas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las prácticas auditivas perjudiciales provocan pérdidas de audición discapacitantes en más de 34 millones de niños en todo el mundo, según datos de 2019. 

 

Los auriculares, ¿el enemigo?

No. El enemigo es el uso irresponsable de los mismos.

El uso de auriculares, dado el carácter privado que otorgan a la escucha, puede ser un problema para muchos padres y cuidadores al no darse cuenta realmente del volumen al que están sonando. La música, ya se sabe, es un placer del que en la infancia y la adolescencia se tiende a querer disfrutar cuanto más alto, mejor.

Los principales consejos para evitar problemas auditivos en niños son no utilizar los auriculares in-ear, habitualmente conocidos como “de botón”; realizar revisiones auditivas periódicas y no permitir a los niños excederse en el tiempo de uso de los auriculares. El uso de auriculares diario recomendado es de una hora.

Contra lo que pueda parecer, recurrir a unos auriculares con aislamiento o cancelación de ruido, puede ser peligroso en el caso de los niños. Es cierto que esta tecnología permite usar un volumen menor, pero también conlleva peligros para los más pequeños. El aislamiento acústico y la cancelación de ruido los priva de escuchar sonidos de alerta que nos rodean, como el claxon de un coche o la llamada de otra persona, pudiendo desembocar en situaciones peligrosas para ellos. 

Lo más fácil y seguro es optar por unos auriculares creados específicamente para niños. Por ejemplo, los MEE audio KidJamz 3, diseñados para usar entre los 4 y los 12 años. Son cómodos, se ajustan a la perfección; resistentes a impactos, cuentan con un cable resistente, están disponibles en tres acabados distintos y, lo más importante, incluyen un limitador de volumen que, al activarlo, impide que los niños los usen a niveles perjudiciales para su audición. No obstante, es posible desactivarlo en situaciones puntuales, como en un ruidoso aeropuerto, para que los niños puedan seguir escuchando contenidos.

 

¿Qué volumen en auriculares es el adecuado para los niños?

Los expertos recomiendan que los niños utilicen los auriculares, como máximo, una hora al día y con una presión sonora (comúnmente conocida como “volumen”) de 85dB para no arriesgarse a sufrir daños acústicos.

Pero, ¿cuánto son 85 dB? Es difícil medirlo sin un sonómetro, pero te ofrecemos algunas medidas orientativas basándonos en sonidos que conocemos a la perfección:

Una conversación normal, el ruido de las cañerías o el de la nevera, se encuentra entre los 30 y 50 dB. El despertador, la televisión a alto volumen, o una calle con mucho tráfico se encuentran entre los 50 y los 85 dB. 

Cuando se traspasan los 85 dB, la sensación puede resultar molesta, y en el caso de los niños si la presión sonora se mantiene, se entra en riesgo de daños auditivos que pueden ser permanentes. 

Por ejemplo, en los atascos hay una media de 90dB, al igual que la presión que logran las sirenas de la Policía. Las discotecas se encuentran a unos 110 dB, las taladradoras y los cláxones de vehículos producen 120 dB. Cuando los 120 dB se mantienen durante minutos, el oído humano adulto entra en dolor y existe riesgo de sordera.

El desarrollo de unos hábitos de escucha saludables durante la infancia no solo previene los daños en el canal auditivo, sino que también protege de sufrirlos a futuro, ya en la edad adulta. Los oídos son un órgano delicado y sensible, que conviene cuidar para mantener la calidad de vida.

Ver ficha de producto KidJamz 3 »

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu dirección e-mail

Y no te pierdas ninguna novedad